martes, 18 de enero de 2011

URSUS

Acaba de hacerse público el resultado de un proyecto que, según dicen, es uno de los más importantes de robótica social en España y tiene sello extremeño. Se trata de un robot con aspecto de oso de peluche que guiará la rehabilitación de niños con parálisis cerebral o con discapacidad en las extremidades superiores. Es un proyecto de última tecnología que nos permite, al mismo tiempo, recoger un ejemplo más del legado que el latín nos ha dejado: el nombre del robot, URSUS. Y es que, para los profanos el la lengua de la antigua Roma, ursus significa oso en latín.
Ya hace varias entradas apuntábamos otro ejemplo donde se aunaban tecnología punta y latín (a propósito de un modelo de teléfono móvil), pero la saga continúa y este proyecto de la UEX nos ha dejado una nueva prueba. ¿Está tan olvidado el latín como la mayoría de la gente piensa? Pueden estar seguros de que esta poderosa "lengua muerta" no deja de dar coletazos, y seguro que no son los últimos.