sábado, 22 de octubre de 2011

CAMPUS


El día después de que nuestro profe de latín nos hablara de este blog, todos comenzamos a buscar cosas a nuestro alrededor que llevaran algo escrito en latín. Pensamos que no era tan difícil y en efecto, no lo era, solo tenía que sacar el cuaderno de ciencias, para darme cuanta de que el nombre estaba en latín. El cuaderno de campo, a falta de originalidad, se llama Campus, del latín Campus,-i. Como su propio nombre indica el cuaderno sirve para hacer anotaciones cuando se ejecutan trabajos de campo: observación de plantas, aves, insectos... Podría ser una casualidad, pero yo prefiero pensar "Quidquid latine dictum sit, altum videtur".