martes, 22 de noviembre de 2011

TRANSLIMUS

Hace unos días, cuando presentaba el blog al grupo de alumnos que me faltaba, uno de ellos dijo algo así como "¡madre mía, la de cosas que no sabía y estaban ahí!". El entusiasmo de momento se extendió y pronto apareció la primera entrada en el blog de ese grupo. Pero yo me quedé con esa sorpresa que les produjo lo que les acababa de mostrar y me acordaba del momento en que empecé mi particular andanza por esto de los referentes: una idea que no era propia, sino que vino de allá donde la gens classica estaba activamente trabajando en esto. También me acordé de que yo también necesité que me abrieran los ojos en más de una ocasión para descubrir que algo que llevaba viendo largo tiempo y me resultaba tan familiar era uno de esos referentes que me hacían constatar lo que en este blog está quedando más que claro: el Mundo Clásico no está muerto.
De sobra conocida era para mi una empresa de transportes llamada "Translimus". Pero nunca me había dicho nada su nombre hasta que alguien me hizo abrir los ojos: "¿limus no es algo de "barro" en latín? Y sí, lo era, dije yo. Y es que en esta empresa, ubicada en uno de los pueblos de la comarca pacense de "Tierra de Barros", habrían elegido inicialmente el nombre "Barros" como identificación. Pero al estar ocupado el nombre por otra empresa, alguien propuso mantener esta idea pero en latín, o sea, "limus", que unido al prefijo "trans", también latino, no lo olvidemos, dio como resultado el nombre que ostentan los camiones de esta empresa. Original combinación, ¿no?