lunes, 23 de marzo de 2015

PERFUME



Haciendo referencia a mi última publicación de Invictus, que tiene varias utilidades, una película, un poema y un perfume, hoy os vengo a hablar de esta última.
La palabra perfume proviene de las palabras en latín per, que quiere decir producir y fumare, que significa humo, haciendo referencia a los olores que desprendía el humo al ser quemado y que era usado habitualmente para aromatizar.
Según he oído los perfumes que se usaban entre la alta sociedad se utilizaban principalmente para ocultar la falta de higiene y los malos olores que habitualmente había en la época y durante la revolución francesa junto con el nacimiento de la guillotina, se creó el perfume Guillotine, como ironía y en honor a las cabezas perfumadas de la nobleza que se cortaron por aquellos tiempos.
El perfume se convirtió en una potente fórmula de comercio y más adelante tomó fama en el Museo del Perfume, en Barcelona. La teoría principal de su creador, sostiene que fue en la prehistoria donde empezó todo y fue por pura casualidad, cuando los hombres primitivos encendían hogueras para calentarse, al quemar ramas o resinas producían olores agradables.Aunque no es obligatorio perfumarse, pero no cabe duda de que el perfume refuerza la personalidad de la persona y se puede distinguir a esta por su olor